sábado, 5 de abril de 2008

Iniciará Primera Semana Nacional de Salud Bucal


El Sector Salud pondrá en marcha la Primera Semana Nacional de Salud Bucal 2008, que se llevará cabo del 7 al 11 de abril, para beneficiar a más de 53,000 niños de preescolar, primarias y secundarias, mismos que serán visitados en sus centros escolares por un ejército de casi mil profesionales en todo el estado, quienes realizarán más de 266,000 acciones preventivas y 2,200 actividades curativas. El propósito es disminuir las enfermedades bucales, fomentar el auto cuidado y el cambio de la cultura de salud bucal.

La caries dental por su elevada frecuencia representa un problema de Salud Pública que ocurre en toda la población, sin distinción de edad o nivel socioeconómico. Aparece desde los primeros años de vida, adquiriendo especial relevancia en los escolares de 6 a 14 años de edad.

Los focos infecciosos en boca son factores de riesgo para otras enfermedades infecciosas o crónicas degenerativas que comprometen el estado general de salud de la población.

En Baja California Sur seis de cada diez niños menores de 6 años tiene caries dental, enfermedad infecciosa que afecta al 62% de población y a 75% del grupo de 10 años a 14 años, afirmó la Doctora Elizabeth Alvarado Rodríguez subdirectora de Medicina Preventiva del Instituto de Servicios de Salud en el estado.

Los servicios de salud que se otorgan a la población no cubren sus necesidades con relación a este padecimiento, ya que la atención es más de tipo curativo que preventivo; por lo que es necesario revertir esta situación, dando más enfoque a la atención preventiva. “LA SEMANA NACIONAL DE SALUD BUCAL” es una estrategia en la que se intensifican las actividades preventivas y curativas para prevenir y atender oportunamente las patologías bucales.

La falta de atención de la caries puede provocar desde dolor hasta pérdida total de la pieza dental, debido a que es irreversible y la única forma de eliminarla es cortando la parte afectada y sustituirla con resina o amalgama y de no atenderse a tiempo por un especialista, avanza con la consecuente pérdida de la pieza dental.

Es mucho más fácil y barato tratar una caries pequeña que cuando crece. En algunos casos puede o no causar malestar, a pesar de que el deterioro continúe y desarrollarse en toda la superficie de cualquier diente.